¿Qué necesito para instalar un circuito de vigilancia cerrado?

Un circuito de vigilancia cerrado, también se conoce como circuito cerrado de televisión, o su acrónimo CCTV, consiste en la instalación de algunos equipos que se conectan de manera directa entre ellos, lo que permite la obtención de imágenes de un determinado espacio, y esta señal no puede ser vista por otras personas ajenas al circuito.

Esta ventaja es la que permite que cada empresa o residencia pueda mantener bajo vigilancia sus instalaciones, sin que otras personas puedan ver lo que observa el personal de seguridad, y así poder solucionar cualquier problema que se presente sin atraer la atención.

Para crear un CCTV y así poder vigilar el perímetro de sus instalaciones, o algunas áreas específicas, necesita algunos dispositivos.

Grabador de CCTV

Es una pieza fundamental en la instalación de este sistema de seguridad, porque es el encargado de guardar todas las imágenes que se obtienen a través de las cámaras de vigilancia, en el mercado podrás encontrar varios modelos con diferentes características, puedes consultar con un cerrajero profesional para definir cuál es el grabador que se adapta más a tus necesidades y expectativas.

Discos duros

Estos son los dispositivos de memoria para almacenar las imágenes que capte el grabador de CCTV, vale señalar que los grabadores no tienen los discos duros incorporados, por lo tanto es necesario comprarlos por separado.

Los discos duros para CCTV están clasificados de acuerdo a la capacidad de memoria o almacenaje, mientras mayor cantidad de memoria, más tiempo de grabación podrá resguardar. También va a depender de la cantidad de cámaras que necesites instalar.

Cámaras para CCTV

Estas piezas van a representan los ojos que vigilan los diferentes espacios, y son las ventanas que permiten captar las imágenes de los diferentes espacios, por lo que son una pieza fundamental. La cantidad de cámaras necesarias va a depender de las dimensiones del espacio que desee mantener vigilado, y el cerrajero le puede ayudar en este sentido.

Existen las cámaras tipo domo y tipo bullet, en cuanto a su forma. Y respecto a su tecnología puede elegir entre las analógicas, que no son las más recomendables, y las digitales que ofrecen excelente imagen, las híbridas que ofrecen lo mejor de las dos anteriores.

También están las más modernas que son las cámaras IP, son de coste muy elevado y requieren un cableado especial y conectores específicos. Y las cámaras IP con WIFI, que también son muy costosas, y sólo requieren alimentación, porque con la conexión al WIFI es suficiente para cumplir sus funciones.

Fuentes de alimentación

Para el buen funcionamiento de las cámaras, es necesario una fuente de alimentación. Existen dos alternativas, conectar cerca de cada cámara una fuente de alimentación, que evitaría tanto cableado, pero se necesitaría un enchufe cerca de cada cámara.

O emplear una enorme fuente de alimentación para conectar todas las cámaras, y se coloca junto al grabador para centralizar la alimentación, así solo necesitaría un enchufe, pero necesitaría crear toda una red de cableado para cada cámara.

Cableado y conectores

Para que toda la información llegue a sus respectivos dispositivos, es necesario conectarlos eligiendo el cableado perfecto, aunque las opciones básicamente se dividen en cable UTP y cable coaxial, sin embargo esto va a depender del tipo de cámaras que se elijan. También es necesario instalar los conectores, ellos van a depender del tipo de cable elegido para que funcionen correctamente.

Y para finalizar, no debe olvidar colocar el cartel de que es una zona de videovigilancia, para evitar problemas con las leyes.

error: Content is protected !!